0 0
Salmón marinado casero, sencillo

Salmón marinado casero, sencillo

Sin Kenwood

Indicaciones

Comparte

El salmón marinado o gravad lax es una técnica típica de los países escandinavos para conservar el salmón

Antes de ir con la receta vamos a ver las diferencias entre salmón marinado y salmón ahumado. 

  • Marinar es conservar en crudo ciertos alimentos con adobo de vinagre, hierbas, especias…para que se ablande y cambie su sabor. 
  • Ahumar es conserva un alimento mediante el humo e introducirle cierto sabor. 

Marinar el salmón es una forma muy fácil de conservar los filetes de pescado en el frigorífico durante 2 o 3 días. 

Si se utiliza salmón fresco natural, hay que congelarlo durante dos días a -20°C y descongelarlo después en el frigorífico, así mueren los posibles parásitos que pueda tener el pescado y evitar problemas posteriores.

Para marinar el pescado solo vamos a necesitar azúcar, sal, eneldo y el salmón. La sal ayuda a eliminar la humedad del pescado cambiando su sabor y su textura. 

Preparación del salmón marinado 

  • Para el marinado necesitamos un buen trozo de salmón con piel, libre de espinas y de la parte grasa blanca. En las pescaderías ya lo preparan sin espinas, pero en casa se comprueba si quedo alguna y se extrae con ayuda de unas pinzas. 
  • En un bol se mezcla el azúcar y la sal a partes iguales y una cucharada de eneldo. A este preparado también se puede añadir pimienta o unas gotas de limón…
  • Se coloca el trozo de salmón con la piel hacia abajo en un recipiente con un poco de altura donde quepa estirado y se echa por encima la mezcla del bol hasta tapar por completo. La cantidad de azúcar y sal dependerá del tamaño del pescado, pero siempre a partes iguales. 
  • Tapa con un film, coloca un peso encima (un brick de leche, caldo…) e introduce en el frigorífico durante 48 horas para que cure. 
  • Pasados los dos días el salmón habrá soltado líquido, es normal. Se lava el salmón debajo del grifo con un hilo de agua sin encharcar demasiado pero retirando todo el marinado y se seca muy bien con papel absorbente. 
  • Ahora con un cuchillo bien afilado se hacen cortes en el salmón, cuanto más finitos mejor. 
  • Y ya está listo tu salmón marinado con el que podrás preparar unos deliciosos entrantes y canapés.

Algunas notitas. 

  • Una vez que ya está preparado y listo el marinado se puede conservar en la nevera. Para ello introducimos el salmón ya limpio de sal y azúcar en un tupper y se añade generosamente aceite de oliva suave. Así lo podéis tener hasta una semana. 
  • Recuerda, para evitar problemas con el anisakis debes congelar el pescado. Si lo prefieres se puede congelar una vez que ya está marinado. Lo envolvemos muy bien cerrado con un film para que no se seque. 
  • El eneldo para el salmón es mejor que sea fresco, pero si no lo puedes conseguir puedes usar del seco. Aunque tiene menos sabor. 
  • En algunos supermercados venden sal ahumada que también se puede utilizar para darle un toque diferente con un característico sabor a humo.
  • Aquí os dejo una idea de cómo preparar una receta para salmón marinado. Canelones de salmón.

Espero que os haya gustado y que a partir de ahora preparéis vuestro salmón marinado, sale más rico y más barato.

Podéis seguirnos en el facebook y Instagram «ruido en la cocina».

Gracias por tu visita.

(Visited 81 times, 1 visits today)
anterior
Tarta de queso «As Pontes»
siguiente
Tiramisú de pistachos
  • 81 Visitas
  • Fácil

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url
anterior
Tarta de queso «As Pontes»
siguiente
Tiramisú de pistachos

Añada su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.