0 0
Mejillones tigre rabiosos

Mejillones tigre rabiosos

Características:
  • Picante
  • Sin lactosa

Ingredientes

Indicaciones

Comparte

Para hacer estos mejillones rabiosos lo más importante es disponer de un buen mejillón gallego y unas buenas y picantes guindillas. Se llaman rabiosos porque normalmente tienen que picar bastante y te hacen «rabiar de picor». Pero dependerá un poco del cocinero y de lo alegre que esté ese día. je je.

La salsa de tomate que se emplee aconsejo que si puede ser casera, mejor que mejor, y guardar un poco del líquido que suelten los mejillones por si lo necesitamos o queremos la salsa un poco más líquida.

Cuando hago la salsa siempre me sobra un poco y aprovecho y la emboto para usarla en otra ocasión. A estas alturas ya sabréis que me encanta embotar todo… (pincha aquí) para saber más.

Al terminar de hacer la salsa, siempre le doy con la batidora de mano de toda la vida un par segundos para triturar un poco, (a mí no me gusta encontrarme trozos de pimiento) pero eso es al gusto. Eso sí, si la trituráis no os olvidéis de sacar las guindillas.

Accesorios

  • Procesador de alimentos
  • Disco nº3
  • Bol multifunción
  • Batidora flexible

Ingredientes

  • 1 k de mejillones
  • 50 gr. aceite de oliva
  • 70 gr. pimiento rojo
  • 70 gr pimiento verde
  • 150 gr. cebolla
  • 2 ajos
  • 200 gr salsa tomate ( mejor si es casera)
  • 3 guindillas
  • 1 cd harina
  • agua de los mejillones ( por si fuera necesario)
  • 2 cd azúcar
  • Sal 
  • 50 ml vino blanco

Elaboración paso a paso

  1. Picamos en el procesador de alimentos las verduras con el disco n° 3 y reservamos. Limpiamos las barbas a los mejillones y los abrimos al vapor. Colamos el agua para utilizar después y colocamos los mejillones en una fuente sobre una de sus conchas y reservamos. 

     

  2. Empezamos calentando el aceite 2 minutos a 140ºC velocidad de remover 3 o intervalo de pausa 5 (según modelo), con la batidora flexible. Cuando esté caliente añadimos la cebolla, el ajo, las guindillas, sal, el azúcar y los pimientos que teníamos reservados, y programamos 8 minutos a 140ºC, velocidad continua sin pausas.

     

  3. Añadimos el vino y dejamos que evapore 1 minuto, misma velocidad y temperatura. 
     
  4. Incorporamos la salsa de tomate, mejor si es casera, un poco de harina, a 120ºC, 15 minutos, velocidad continua.  

  5. Añadimos un poco de agua de los mejillones (solo si fuera necesario, si la salsa está muy densa, es opcional) y dejamos 2 minutos en 140ºC, velocidad continua.

  6. Retiramos las guindillas. Y echamos encima de los mejillones. Están buenísimos.

Notas de la Receta

  • Yo trituro la salsa 10 segundos con una batidora de mano para no encontrarme muchos trozos de pimiento.

Puedes seguirnos en nuestro Instagram o Facebook «ruido en la cocina» y en el grupo de Facebook «cocina con kenwood», donde publicaremos recetas todas las semanas.

Que la disfrutéis y si os ha gustado mi receta regaladme un like, eso me anima a seguir haciendo recetas ricas. 

Gracias por visitarnos.

(Visited 155 times, 1 visits today)
anterior
Risotto a la carbonara
siguiente
Agua de papaya
  • 155 Visitas
  • Media

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url

Ingredientes

1 kilo Mejillones
50 gr Aceite de oliva
70 gramos Pimiento rojo
70 gramos Pimiento verde
150 gramos Cebolla
2 Ajo
200 gramos Salsa de tomate Mejor si es casera
3 unidades Guindilla
1 cd Harina
Agua de los mejillones un poco si fuera necesario
2 cd Azúcar
Sal
50 ml Vino blanco
anterior
Risotto a la carbonara
siguiente
Agua de papaya

Añada su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.