0 0

Cómo envasar correctamente

Indicaciones

Comparte

A los que seguís mi blog habréis comprobado que emboto todo lo que mejillones en escabeche, bonito en aceite, pisto, salsa de tomate, mermeladas y confituras…esta es una buena forma de poder conservar un producto por largo tiempo sin que pierda sus propiedades y que además hace que se acentúe su sabor. 

En este post quiero explicaros cómo envasar correctamente para que podáis disfrutar de vuestras conservas caseras. 

Lo primero que hay que hacer es esterilizar los frascos y sus tapas. Para ello se colocan en una olla lo suficientemente grande para que entren todos los envases (limpios de resto de etiquetas) y sus tapas, se cubren con agua hasta sumergidos en su totalidad, se tapa la olla y se pone al fuego. Cuando comienzan los primeros hervores se contabilizan 10 minutos, apagamos el fuego y esperamos a que se enfríe un poco, lo justo para poder meter la mano y no perder un dedo en el intento. 😉 

Ahora tenemos los frascos y tapas esterilizados, libres de microorganismos que puedan dañar nuestras conservas. 

Se sacan los envases con cuidado y se colocan en una encimera sobre papel absorbente y boca abajo para que vayan escurriendo el agua. Se repite la misma operación con las tapas. 

La esterilización se hace cuando se va a envasar, no sirve de nada hacerlo unos días antes porque los envases se volverían a contaminar. 

Llenado de los botes

Con los frascos bien secos, se llenan 1 cm por debajo del cuello del envase, es decir, justo hasta donde empiezan las muescas de la rosca, preferiblemente con el producto caliente.  

Con ayuda de una brocheta y dando unos golpecitos contra la encimera, se sacan las burbujitas de aire que hayan quedado en el interior de la conserva. Se deja reposar 30 minutos para que vaya saliendo el aire y se rellena si fuera necesario de más producto a envasar. 

La esterilización

Se cierran los botes sin forzar demasiado la tapa, si no se pasará la rosca y se perderá el vacío. Se meten los frascos dentro de la olla se cubren de agua en su totalidad, se tapa la olla con la tapadera y se deja cociendo el tiempo necesario (en recomendaciones os indico tiempos aproximados) a contar desde el primer hervor. 

Pasado el tiempo de cocción, se sacan los frascos con cuidado de no quemarnos y se colocan boca abajo para conseguir mejor vacío, hasta que se enfríen del todo. Mejor es colocarlos en una tabla de madera o sobre la vitro para no dejar marcas en la encimera. 

Una vez fríos, se limpian bien y se etiquetan adecuadamente con la fecha de envasado y el nombre de la conserva. 

Se guardan en un lugar oscuro y fresco donde NO les de la luz de sol. 

¿Cómo saber si una conserva no quedó bien esterilizada?. 

Cuando se estropea una conserva es un gran fastidio y aunque no suele ocurrir con frecuencia, a veces pasa. Aquí os dejo algunos síntomas inequívocos de descomposición y mal estado. 

  • La tapa se ha abombado. 
  • La conserva cambia de color. 
  • El líquido está turbio 
  • Presenta moho en la parte superior. 
  • Huele mal al abrirla. 
  • La tapa está corroída 

Si al abrir el frasco cuesta un poquito y se oye un pequeño ruido, eso significa que el envasado es correcto. 

Ante alguna duda, TÍRALO. 

Las tapas. 

  • Las tapas es mejor que sean de un solo uso, por el precio que tienen, no compensa perder una conserva. 
  • Si al cerrar un bote la tapa se pasa de rosca, esa tapa tendrás que desecharla y usar otra. 
  • Comprueba que las tapas que vas a usar no tienen bollos, ni golpes, ni corrosión, ni están dañadas de ninguna otra manera.  

Recomendaciones y truquillos 

  • Para la esterilización de los frascos hay algunos lavavajillas que tienen un programa de limpieza para biberones, ese mismo valdrá perfectamente sin necesidad de hervir los botes y además nos saldrán secos. Eso sí, recuerda lavarlos/esterilizarlos en el momento del llenado. 
  • El tiempo de cocción para hacer el vacío va a depender del producto que queramos envasar, pero normalmente y para no liarte os recomiendo 35 minutos desde el momento del primer hervor, para frascos de 250 ml, y en olla normal. En olla a presión o rápida 10 o 12 minutos desde que toma presión, ésta opción es la más recomendable. 
  • Si tienes muchos frascos para embotar, se pueden poner unos encima de otros en una cazuela grande pero, protegiéndolos con un trapo entre ellos para que no se golpeen y se rompan. 
  • Una vez se ha terminado de embotar, los frascos salen manchados, sobretodo si el contenido es oleoso. Para limpiarlos se pueden colocar en el lavavajillas en la bandeja de los vasos y darles un lavado rápido, saldrán limpios y secos. Y no tengáis miedo, si el vacío está bien hecho, no les entrará jabón. 

Llevo 15 años haciendo mis conservas caseras de todo tipo y os aseguro que siguiendo estas pautas tendréis frascos de calidad para usar los próximos 12 meses. 

Espero que encontréis útil esta información.

Síguenos en Facebook o Instagram #ruidoenlacocina. 

Hasta la próxima..

(Visited 73 times, 1 visits today)
anterior
Arroz negro con alioli
siguiente
Salsa al pesto
  • 73 Visitas
  • Media

Compártelo en tu red social:

O simplemente puedes copiar y compartir esta url
anterior
Arroz negro con alioli
siguiente
Salsa al pesto

Añada su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.